domingo, 25 de septiembre de 2011

CEAPA cree que tras los recortes está el objetivo de desmantelar la escuela pública

Fuente: página web de CEAPA 13-09-11

CEAPA apoya todas aquellas acciones en defensa de la escuela pública que impulse la comunidad educativa, pues considera los recortes docentes en algunas comunidades autónomas tienen como objetivo desmantelar la escuela pública. No obstante, esta confederación pide a los gobiernos autonómicos y a los sindicatos que se sienten a negociar para que la huelga del profesorado convocada para los próximos días en algunas comunidades no se repita o extienda a otras comunidades autónomas, porque quienes verdaderamente se verán perjudicados por esta huelga serán los niños, niñas y adolescentes.
CEAPA reclama a todas las Administraciones educativas que sitúen en el centro del debate la educación de nuestros hijos e hijas, que a fin de cuentas son el sujeto último del sistema educativo. Para ello, deben fijar como prioridad el desarrollo de programas que inciden en su formación integral, como los programas de refuerzo, los desdobles, Escuela 2.0, la atención al alumnado con necesidades educativas especiales, etc.
CEAPA cree que los recortes en el personal docente impedirán el desarrollo de estos programas y provocará el aumento de la ratio de alumnos por aula. Con todo ello, se resentirá la atención educativa a quienes más lo necesitan y la calidad de la educación que recibirá el conjunto del alumnado, cuando sin embargo serían necesarios más docentes para acometer una modernización de nuestro sistema educativo.
Esta confederación de APAS de la escuela pública considera que la decisión de algunos gobiernos autonómicos de recortar el profesorado no se explica sólo por las dificultades presupuestarias derivadas de la crisis económica, sino por el objetivo de revertir el actual modelo educativo y desmantelar la escuela pública.
CEAPA cree que la escuela pública está en un momento crítico, pues en la próxima década cerca de una tercera parte de los docentes se jubilará, y existe el riesgo de que muchos gobiernos autonómicos decidan no cubrir estas vacantes y prescindir del profesorado interino. Si esto sucediera, muchos centros podrían ser cerrados o fusionados con otros, agrupando al profesorado con la excusa de ahorrar costes. Posteriormente, los centros públicos vacíos se cederían a la enseñanza privada para que los gestionen con los respectivos conciertos. Además, contarían con muchos docentes formados y con experiencia (los interinos), que podrían ser contratados por los centros privados con facilidad.
Esta organización denuncia ante la opinión pública la irresponsabilidad de ciertas organizaciones políticas, que en su momento no quisieron consensuar un pacto por la educación. De haberse producido este, en estos momentos no estaríamos viviendo la situación de incertidumbre que amenaza a la educación pública.
CEAPA respeta la autonomía de todas sus federaciones y confederaciones de APAS, y hace suyas todas aquellas reivindicaciones que éstas hagan en defensa de la escuela pública, siempre que éstas estén dentro de los objetivos y finalidades de esta organización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada