lunes, 3 de octubre de 2011

Carta abierta a mis compañeros


Carta abierta a mis compañeros

Estimados compañeros:

Me he decidido a escribiros esta carta para intentar convenceros de la necesidad de participar en la huelga que, junto a los sindicatos STE, CCOO y UGT, hemos convocado los profesores para el día 5 de octubre. Si lo hago, es porque considero que la situación a la que nos enfrentamos es extremadamente grave para todos, profesores funcionarios, interinos, alumnos, padres y madres, y me gustaría haceros conscientes de ello.
El Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos de Castilla-La Mancha, presentado el pasado 31 de agosto, supone un recorte en educación de 137 millones de euros entre 2011 y 2012. Necesariamente habrá de deteriorar de manera gravísima la calidad de una educación pública ya de por sí bastante deteriorada. Eso ya lo sabemos, porque lo hemos notado en el centro: masificación de alumnos en las aulas, ampliación de nuestro horario lectivo, lo que ha implicado que contemos con 10 profesores menos en el centro de los necesarios, deterioro grave de las instalaciones y presencia de barracones. Insisto, todo esto lo sabemos.
Por eso es necesario que actuemos.
Me dirijo sobre todo a los compañeros más reticentes a participar en la huelga, y quiero deciros que, sobre todo, la resistencia contra los ataques a la enseñanza pública es una cuestión de democracia, pero sobre todo de DIGNIDAD, así, con mayúsculas.
La enseñanza pública es un derecho de todos, que todo Estado que se considere democrático debería garantizar. Es, por tanto, una obligación de todos, no sólo de unos pocos, defender ese derecho.
A los que consideráis que la huelga no va a servir para nada os respondo, en primer lugar, que esta acción es solamente una más de las que vamos a realizar. Sin duda, es la más extrema, pero aún más extremas están siendo las medidas contra la educación pública por parte de las administraciones (con independencia de que sean del PSOE o del PP). ¿O no es extremo poner de patitas en la calle a 927 profesores de un plumazo, algunos de los cuales eran compañeros nuestros? 927 licenciados en matemáticas, física, filosofía, filología hispánica, filología inglesa, etc. ¿Qué mensaje se transmite a nuestros alumnos con esto? Que no merece la pena estudiar, porque al final se va a acabar en el paro de todos modos.
Insisto, a los que consideráis que la huelga no va a servir para nada os respondo, ¿y de qué va a servir no hacerla? Va a servir para que la administración se siga riendo de nosotros, y nos siga tratando con el desprecio que lo ha hecho siempre, con independencia del color político. ¿De verdad queréis que esto siga así? ¿Hasta dónde va a llegar vuestra paciencia?
¿Realmente vais a llegar al instituto como un día cualquiera y dar clase como si no pasase nada, como si no hubiese barracones, como si no hubiese 927 compañeros en el paro y las clases no estuvieran cada vez más pobladas? ¿Realmente vais a ser capaces de mirar a los alumnos a la cara, y a los compañeros despedidos, y a los que estemos fuera luchando por una educación digna junto a padres y madres? ¡¡Sumaos a nosotros!!
A los que no vais a hacer huelga porque consideráis que con un día solo no se va a conseguir nada os respondo que habrá más días de huelga más adelante. Esto sólo acaba de empezar. Y si no sois capaces de hacer una huelga de un día, inserta dentro de un programa de reivindicaciones, ¿seréis capaces de hacer una huelga de tres?
A los que, con razón, criticáis a los sindicatos, os respondo que esta huelga fue decidida en una asamblea de profesores en la que había delegados de varias decenas de centros. No fue una decisión de los sindicatos, sino de los profesores.
Finalmente, a los que decís que no os podéis permitir económicamente un día de huelga, os recordaré que, a jornada completa, ganamos alrededor de 1900 euros al mes. ¿De verdad queremos transmitir el mensaje a los padres y madres de nuestros alumnos de que no hacemos la huelga porque no nos la podemos permitir teniendo este sueldo, cuando muchos de ellos están en el paro? No dudo que habrá quien realmente no pueda permitírselo, pero yo iré a la huelga, a pesar de trabajar a media jornada, y a pesar de que llegaré a fin de mes con el agua al cuello. ¿Cuánto vale nuestra dignidad? ¿Los 100 euros que no perderemos si no hacemos la huelga?
Estimados compañeros, os pregunto, desde el respeto y el cariño: ¿realmente estáis dispuestos a no hacer nada frente a la degradación de nuestras condiciones laborales y de la enseñanza pública? ¿Realmente queréis que sigan tratándonos como el pito del sereno?
¿O no es hora ya de decir BASTA?

Con cariño y respeto, insisto, y sin ánimo de ofender a nadie

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada