martes, 18 de octubre de 2011

LA HUELGA DEL DÍA 5 DE OCTUBRE


 Los datos de la huelga afirman con rotundidad que fue un éxito. Los profesores salieron a la huelga y dijeron a la administración que lo que propone no son las formas adecuadas para trabajar con adolescentes. Una inmensa mayoría de profesores de Castilla-La Mancha han expresado su descontento con estas políticas. Una plantilla de profesores desmotivados, cabreados, con los que no se cuenta, no creo que sea lo mejor manera para empezar un curso académico. En un mundo que, cada vez más, exige el trabajo cualificado necesita de una formación integral y unos profesores que estén en las mejores condiciones para operar perfectamente el milagro de la enseñanza. 
No maten la enseñanza pública. No sigan por esa senda. En la enseñanza hay economistas, filólogos de lenguas clásicas, filólogos en lengua francesa e inglesa, físicos y químicos, filósofos y músicos, artistas y grandes historiadores; y no son tontos. A ellos, es verdad, nadie les votó, tampoco se hicieron publicidad para que así fuera. Simplemente, aprobaron oposiciones y los que no las aprobaron, incluso saben más porque las preparan con más frecuencia. No somos tontos de Cospedal. Sabemos lo que quieres hacer y nos da igual tu partido. Vamos contra tus políticas dañinas para el común. 

Los profesores del IES La Cañuela (más de un 60% en huelga) hicieron una performance en la puerta del IES y después se fueron a la concentración en la delegación de la Consejería en Toledo. Por la tarde, a las 18:00 horas, asistieron, con otros miles de profesores, a la manifestación que recorrió Toledo. En todas las provincias de la Comunidad ocurrió lo mismo. La huelga fue seguida por miles de profesores que dijeron: no queremos tijeras, suelta las tijeras de Cospedal. Las tijeras hacen daño, suéltalas y piensa en políticas para todos y así te querrán todos. No crees discordia, no sea polémica. Respeta a la gente. Y si quieres hacer recortes, avisa, ten el valor de decirlo antes. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada